Mejores bicicletas estáticas Calidad Precio

La bicicleta estática es una máquina que puede utilizarse tanto si se está empezando a hacer deporte como si se llevas años haciendo ejercicio, ya que su resistencia permite ajustar el esfuerzo en función del nivel físico.

Además, es un entrenamiento sin impacto, por lo que protege tus articulaciones. Así que si tienes problemas o vuelves de una lesión, puede ser tu gran aliado para recuperar la forma.

Con una bicicleta estática, no sólo trabajarás todos los músculos de las piernas, sino que, si lo haces bien, fortalecerás los músculos abdominales y de la espalda baja, ya que estabilizan tu núcleo mientras tus piernas trabajan. Además, tus brazos utilizarán la fuerza isométrica para mantener la postura.

En definitiva, conseguirás un entrenamiento cardiovascular muy completo que te ayudará a mejorar tu salud.

¿Cómo elegir una bicicleta estática?


Si eres principiante, es decir, piensas utilizarla menos de 3 días a la semana, o si piensas combinarla con otros ejercicios, una bicicleta estática tradicional te vendrá bien. Este tipo de bicicletas estáticas son básicas y económicas, por lo que están al alcance de todos. Suelen ser plegables, lo que las hace muy útiles si tienes poco espacio.

Sin embargo, si eres un usuario más experimentado que quiere hacer un entrenamiento profesional e intensivo, las bicicletas de interior o de spinning son las adecuadas para ti. Suelen ser más caras, pero también más completas y duraderas.

Recapitulando:

Mejores bicicletas estáticas para principiantes

ISE F-Bike SY-810L

Puede soportar un peso máximo de 100 kg. También está disponible como F-BIKE HEAVY y puede soportar un peso de hasta 150 kg.

Se trata de un modelo para principiantes y para aquellos que tienen un objetivo de fitness en mente. Tiene una inercia de 1,6 kg, resistencia magnética y 8 niveles de resistencia para entrenamientos más duros o más ligeros. No hay programas, no hay nada superfluo. El único ajuste posible es el sillín, que puede colocarse a una altura de 80 a 90 cm. Está hecho de cuero de PU con un buen acolchado. Así que todo lo que tienes que hacer es relajarte y empezar a pedalear. Cuando eres un principiante, eso es todo lo que necesitas.

Una vez sentado, las manos están en el manillar, por supuesto en los sensores de frecuencia cardíaca. Así, la pantalla LCD puede mostrar tu ritmo cardíaco, así como el tiempo de pedaleo, la velocidad, las calorías quemadas y la distancia recorrida. También puedes colocar tu smartphone delante y utilizarlo para ver un programa o escuchar un podcast o música. Si vas a montar en bici en casa, más vale que estés cómodo y disfrutes.

Las dimensiones de esta bicicleta de interior son perfectas. Mide 114 cm de alto (en el manillar), 59 cm de largo y 41 cm de ancho. Cuando se dobla correctamente, sólo mide 22 cm de largo y 130 cm de alto. Todavía pesa 23 kg. Y aunque las patas están diseñadas para no dañar el suelo, no hay ruedas para moverla.

Striale PLI BIKE SV-314

La bicicleta Care Fitness SV-314 STRIALE es una referencia para los principiantes que quieren iniciar una actividad física regular en casa. Es una bicicleta eléctrica sencilla, sin conexiones y con un volante de inercia de 4 kg. Otro detalle que suele estar dirigido a los principiantes es la presencia de un respaldo. Esto le permite pararse o descansar si lo necesita. Y el manillar tiene una forma que te permite sujetarlo como quieras, a menos que quieras encontrar tu pulso, porque los sensores de pulso están en un solo lugar. Los pedales están lastrados y tienen correas para evitar que se deslicen.

La pequeña pantalla muestra la frecuencia cardíaca, el tiempo, las calorías, la distancia y la velocidad que desees (a través del botón blanco que hay debajo). Sigue siendo muy sencillo. Unos diez centímetros por debajo del manillar se encuentra el botón que permite cambiar la resistencia y así hacer el entrenamiento más o menos intenso.

Es un dispositivo adecuado para personas de menos de 1,80 m de altura, incluso si la altura del asiento es ajustable, y de menos de 100 kg. Sentada, la moto mide 93x53x113 cm. Se puede plegar completamente e incluso quitar los pedales. En este caso, sólo mide 44 cm de largo, 132 cm de alto y 46 cm de ancho. Pesa un total de 15 kg, lo que hace que sea relativamente fácil de trasladar para su almacenamiento.

Ultrasport F-Bike

Dispone de 8 niveles de resistencia, que puedes ajustar con un pequeño volante. La resistencia es bastante baja, por lo que estará bien si eres un principiante, pero no será suficiente si ya tienes un cierto nivel de fitness.

Hay dos modelos diferentes, con y sin respaldo. La silla con respaldo es muy cómoda, ya que permite inclinarse un poco hacia atrás para que la parte inferior de la espalda no se esfuerce.

Puede soportar un peso de hasta 100 kg y lo ideal es que su altura no supere los 1,90 m.

La altura del sillín se puede ajustar, pero no la del manillar. Si eres demasiado alto, tu espalda se inclinará demasiado hacia delante y no tendrás una postura cómoda, lo que podría provocar una lesión.

Tiene sensores de frecuencia cardíaca en el manillar y una pantalla frontal en la que se pueden ver los detalles de las calorías, la distancia, la velocidad, el tiempo de ejercicio o la frecuencia cardíaca. Esta pantalla funciona con pilas y no es de muy buena calidad. De hecho, esto es lo que suele causar más problemas a los usuarios. A menudo no funciona correctamente y los datos correctos no se muestran o se muestran a medias o no se muestran en absoluto.

En general, la bicicleta es perfecta para iniciarse o combinarla con otros tipos de ejercicio. Es una bicicleta estática barata y muy sencilla, pero si quieres hacer un seguimiento de tus progresos, puede que no sea para ti por las posibles deficiencias de la pantalla.

Skandika Foldaway X-1000 Plus

Skandika Foldaway X-1000 Plus

Skandika ofrece varias bicicletas de interior con diferentes prestaciones. Se trata de una bicicleta robusta, fiable, pero barata y, por tanto, relativamente sencilla. Es adecuado para el acondicionamiento físico de los ex-atletas o de los principiantes. El usuario debe medir menos de 1,90 m y pesar menos de 110 kg.

La inercia es de 4 kg y hay 8 niveles de resistencia para elegir. Se anuncia que esta moto es compatible con Bluetooth para tener programas e historial a través de una app. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la app ya no existe y que la moto no parece ser compatible con otras alternativas por el momento. Por lo tanto, debe considerarse como una bicicleta estática básica sin conectividad… Sin embargo, si es interesante tomar este modelo es que hay un soporte para la tableta justo encima de la pantalla base.

La Foldaway X-1000 Plus es una bicicleta plegable con respaldo. El asiento y el respaldo están bien acolchados y el asiento es muy cómodo. Los pedales son antideslizantes y tienen correas ajustables. En total, el aparato mide 104 cm de largo, 53 cm de ancho, 124 cm de alto y pesa 18,6 kg. Se puede plegar hasta una longitud de 59 cm y una altura de 145 cm. Al inclinarlo, puedes utilizar las ruedas para moverlo sin tener que cargarlo. La bicicleta está disponible como pieza de recambio, pero es muy fácil de montar y normalmente se tarda menos de 45 minutos, incluso si estás solo.

Bicicletas estáticas para profesionales o experimentados

BH Fitness - MKT H9158RF

BH Fitness - MKT H9158RF

BH Fitness - MKT H9158RF es un buen producto para tener un margen real de progreso. Está equipado con un volante de inercia de 20 kg, y un botón permite variar libremente la resistencia. Por lo tanto, puedes empezar con un nivel bajo y aumentar gradualmente la dificultad de los ejercicios. También es un buen modelo para los deportistas, pero no para las personas que buscan tener una práctica intensiva. El fabricante recomienda que se utilice sólo una hora al día.

Todo está hecho para ajustar la bici a tus necesidades. El manillar es de tipo triatlón y la inclinación se puede modificar. El sillín se puede ajustar en altura, pero también se puede mover de adelante hacia atrás y viceversa. El único inconveniente es que el sillín no es el modelo más cómodo y muchos usuarios prefirieron cambiarlo después de algunas sesiones. Por supuesto, esto también depende de tu tipo de cuerpo, ya que cualquiera puede utilizar esta bicicleta siempre que pese menos de 105 kg.

El monitor LCD muestra la información de seguimiento clásica (tiempo, calorías y distancia), así como las revoluciones por minuto (RPM). Sin embargo, no hay información sobre la frecuencia cardíaca. El portabotellas está colocado al alcance de la mano. Los pequeños detalles están bien pensados y, a pesar de todo, sólo tendrás que dedicar unos treinta minutos a montar esta moto una vez que la tengas. Pero ojo, pesa 41 kg y, aunque tiene ruedas, es mejor instalarlo directamente en su sitio.

ISE Bicicleta Estática de Spinning ISE SY-7005-1

ISE SY-7005-1

Se trata de una bicicleta estática de color negro con un diseño muy cuidado. Es adecuada para usuarios ocasionales de menos de 1,75 m y menos de 120 kg.

En cuanto a la instalación, todo se puede ajustar según sus necesidades. El manillar puede situarse a una distancia del suelo de entre 97 y 105 cm, mientras que el asiento se sitúa entre 83 y 95 cm. Incluso puedes cambiar la distancia entre el sillín y el manillar (entre 45 y 52 cm). Sin embargo, el sistema no está diseñado para cambiar con cada uso (y, por tanto, para compartir la bicicleta con tu pareja). La solidez de los ajustes no lo permite, hay que posicionar todo de una vez por todas.

Otra dimensión útil es que la bicicleta mide 88 cm de largo y 48 cm de ancho. Pesa 27 kg y tiene ruedas para viajar ya que no se pliega.


La inercia es de 13 kg. La estabilidad es buena. Los sensores de pulso se colocan directamente en el manillar. La pantalla muestra la frecuencia cardíaca, así como el tiempo de ejercicio, la velocidad, las calorías quemadas y la distancia recorrida.

Cómo manejar el estrés

El estrés y la ansiedad son experiencias comunes para la mayoría de las personas. De hecho, según la Asociación Americana del Corazón, casi un tercio de los estadounidenses viven bajo un estrés extremo . No es fácil hacer frente al estrés y, en muchos casos, éste puede afectar a nuestra salud física y psicológica. Libérate del estrés con estas 7 sencillas formas de reducir el estrés y la ansiedad.

Consciencia y atención plena

Mindfulness es una forma de describir una serie de prácticas y técnicas que llevan la atención al momento presente. Practicar la atención plena es una forma no sólo de reducir la ansiedad, sino también de ayudarte a ser más productivo y a encontrar más placer en el aquí y ahora.

Cuando surjan pensamientos ansiosos, busca una forma de ser más consciente, ya sea meditando, escribiendo en un diario o simplemente respirando profundamente para volver a centrar tus pensamientos en el momento presente, en el aquí y en el ahora.

Ten un diario siempre a mano

¿Alguna vez tienes tanto que hacer que no puedes apagar tu cerebro? En cuanto tu cerebro empiece a recorrer esa lista de tareas mentales, coge un bolígrafo y un papel y empieza a anotarlas. Notarás un alivio instantáneo.

Una vez que los hayas escrito, puedes estar seguro de que esas brillantes ideas, tareas y planes no se irán a ninguna parte. Escribir le da a tu cerebro el permiso de dejarlas pasar hasta que estés preparado para volver a ellas, lo que se traduce en un mejor sueño por la noche, más concentración y productividad para el momento presente.

No subestimes el poder del NO

No podemos controlar todos los factores de estrés, pero sí algunos. Si a menudo sientes que quieres hacer demasiadas cosas, lo que te estresa y te hace sentir abrumado, aprende a decir que no más a menudo.

Ser selectivo con las cosas que eliges hacer no es egoísta; te permite prestar más atención a las cosas que realmente importan. Reduce el estrés eliminando las cosas que te mantienen ocupado innecesariamente. Aprende a decir que no a todas las tareas que no te aportan.

Lo importante primero

Pasar tiempo con la familia, los amigos e incluso las mascotas ayuda a liberar oxitocina, una sustancia química en el cerebro que promueve un estado de ánimo positivo.

Un círculo social fuerte puede darnos amor y apoyo en tiempos de necesidad; puede darnos un mayor sentido de propósito y pertenencia y mejorar nuestra autoestima. Reserve tiempo para pasar con sus seres queridos para compartir una comida, jugar a juegos de mesa o hacer algo activo juntos.

Estiramientos

Cuando estás ansioso, puedes sentir que tienes todo el peso del mundo sobre tus hombros. Te sorprendería lo que unos cuantos estiramientos suaves pueden hacer no sólo por tu cuerpo, sino también por tu mente. Tomarse un descanso para cuidar el cuerpo puede ayudar a mejorar la conciencia del cuerpo y la mente.

Muévete

El ejercicio es una de las mejores cosas que puede hacer para combatir el estrés. Puede parecer contrario a la intuición someter al cuerpo a otro factor de estrés (el ejercicio) cuando uno se siente abrumado, pero las personas que hacen ejercicio con regularidad son menos propensas a sufrir ansiedad que las sedentarias. Nuestro cuerpo está diseñado para moverse y para ejercitarse, y llevar una vida sedentaria no ayuda.

El ejercicio regular puede reducir el cortisol (hormonas del estrés) y aumentar las endorfinas (hormonas del bienestar). También puede ayudar a aumentar la confianza, la imagen de sí mismo y la salud mental.

Intenta añadir a tu rutina un ejercicio que te guste, como caminar, hacer senderismo o bailar. Si tienes una máquina de fitness en casa, ¡aún mejor! Considere la posibilidad de probar este entrenamiento para principiantes en bicicleta para iniciar su nueva rutina de ejercicios.

Practica técnicas de respiración

Cuando estamos estresados, nuestros patrones de respiración cambian: hacemos respiraciones cortas y superficiales en lugar de respiraciones profundas con el vientre. La respiración profunda puede ayudar a reducir el ritmo cardíaco y promover la relajación. La próxima vez que estés estresado, tómate un descanso para practicar la respiración profunda.

Siéntese erguido y coloque una mano sobre su estómago. Respira profundamente por las fosas nasales, llenando los pulmones de oxígeno, y siente cómo se eleva el vientre al inspirar. Haz una pausa y exhala por la boca. Repite. Haz una pausa en el lugar donde te encuentras para practicar 10 respiraciones profundas para liberar rápidamente el estrés.

Si tienes un poco más de tiempo, prueba con el método Wim Hof. Te animo a que busques por Google, encontrarás multitud de material sobre esta sencilla técnica de respiración.

Como hacer cambios duraderos en el fitness

No hace falta que sea el 1 de enero para cambiar tu estilo de vida. Todos los días son perfectos para empezar de nuevo y hacer cambios significativos: sólo tienes que decidirlo.

Si estás preparado para adoptar un estilo de vida saludable, echa un vistazo a cuatro de nuestros principales consejos para convertir tus pensamientos y sueños en un estilo de vida saludable pero sobre todo sostenible.

Asegurate de saber bien lo que quieres, y se definido.

La pregunta más importante que puedes hacerte es: ¿realmente quiero esto? El cambio no se produce de la noche a la mañana, es un trabajo duro, y cuanto antes gestiones tus expectativas en consecuencia, mejor.

Si no puedes comprometerte con los cambios a largo plazo que necesarios para que tu estilo de vida saludable sea sostenible y real, entonces no quieres esto. Y si no lo haces, deja de perder tiempo y energía pretendiendo que ocurra.

Pero si realmente quieres este estilo de vida saludable y todos los cambios que conlleva, es hora de ponerse serio. Haz una lista de los cambios que necesitas hacer para convertir tu objetivo en realidad. Si sabes lo que hay que hacer para conseguirlo, podrás abordar cada día con determinación e intención.

Pero recuerda, lo importante es saber lo que quieres y ser muy definido.

Entra en juego la Voluntad.

Hacer cambios no debería ser fácil. De hecho, adoptar un estilo de vida saludable requiere mucha determinación y fuerza de voluntad. Si has fracasado en el pasado, no significa que no tengas la voluntad, puede significar que te falta práctica.

Para desarrollar tu fuerza de voluntad, practica primero pequeñas tareas. Por ejemplo, todas las mañanas, dite a ti mismo que tienes que hacer la cama antes de salir de casa, sin ningún tipo de peros. Al practicar pequeñas tareas, empiezas a confiar en ti mismo. Cuando empieces a creer que vas a lograr lo que te dices a ti mismo, desarrollarás la fuerza de voluntad que necesitas para hacer realidad tus mayores objetivos de estilo de vida saludable.

Divide tu objetivo en trozos pequeños

El desarrollo de un estilo de vida verdaderamente saludable es complejo e implica muchas partes y piezas en movimiento. Tienes una vida: horarios, compromisos y seres queridos que siempre son importantes. Por muy ilusionado que estés, no puedes renunciar a todo el mundo para hacer una revisión de tu vida y empezar a vivirla perfectamente en un día.

Comience con pequeños cambios, adoptando hábitos saludables a medida que se sienta preparado para algo nuevo. Esto le permite entender cómo su nuevo estilo de vida saludable se adapta a sus ritmos existentes a lo largo del camino, haciendo que sus nuevos hábitos sean más realistas y más fáciles de mantener a largo plazo.

Por ejemplo, si tu meta es perder 10kg, empieza con un objetivo más pequeño y realista: Perder 1kg al mes.

Cultiva una buena mentalidad

Mindset

Es un hecho que cuando haces grandes cambios en tu vida, habrá días en los que simplemente sobrevives. No te encanta, no es glamuroso, no te sientes como el animado instructor de fitness que se ve en los vídeos de entrenamiento de los grandes programas… simplemente estás ahí, haciendo el trabajo sucio, haciendo que funcione.

Es cierto que esos días de supervivencia siempre estarán ahí. Y como he dicho más arriba, tu fuerza de voluntad te hará pasar esos días. Sin embargo, es posible cambiar la mentalidad para encontrar la positividad en lo mundano, de modo que pases menos tiempo sobreviviendo y más tiempo prosperando.

A menudo vemos las cosas que no queremos hacer como las que "deberíamos" hacer. Necesito ir al gimnasio, necesito comer una ensalada. Imagina qué pasaría si, en lugar de pensar "tengo que ir al gimnasio", empezaras a pensar "puedo ir al gimnasio". Simplemente cambiando esa palabra, podemos entrar en una práctica mundana con gratitud, entusiasmo y, me atrevo a decir, alegría.

Puede que no pienses que el trabajo duro que no quieres hacer hoy es algo que te hará ilusión dentro de un mes. Sin embargo, cuando cultivamos nuestro entorno y nuestros pensamientos de forma positiva, es probable que así sea. Es entonces cuando un estilo de vida saludable se convierte en algo divertido.

6 hábitos para mejorar tu relación con el fitness

He visto surgir un tema común en la comunidad de bienestar y fitness durante el año pasado: la gente está buscando sanar su relación con el fitness.

Muchos buscan alejarse de los comportamientos extremos, de todo o nada, o de los regímenes de ejercicio más exigentes y encontrar formas de disfrutar simplemente de mover sus cuerpos y sentirse bien de nuevo.

Si te importa y estás preparado para empezar a construir una relación más saludable con el fitness, ¡este artículo es para ti! A continuación hemos incluido 6 hábitos saludables que la gente ha encontrado para tener una relación equilibrada con el ejercicio.

Descanso de entrenamiento

Haz entrenamientos diversos

Las personas que tienen una mejor relación con el ejercicio equilibran sus entrenamientos con una mezcla de actividades, ya sean ejercicios de alto o bajo impacto, cardiovasculares o de fuerza, ejercicios para la parte inferior y superior del cuerpo. Aunque no sea lo que quieres oír, un equilibrio general en tu programa de fitness reducirá el riesgo de lesiones y te hará más fuerte para las actividades que más te gustan.

Recuerda entrenar, ejercicios de fuerza, como flexiones o sentadillas, ejercicios de movilidad, cardiovascular...

Soy el primero en admitir que los entrenamientos de fuerza matutinos y los estiramientos a deshoras no eran mis momentos favoritos de la semana. Sin embargo, sabía que tenía que hacerlo para mantener mi salud física, evitar lesiones y mejorar mi rendimiento en la pista. Así que lo intenté.

Utiliza tu pasión por las actividades que te gustan para animarte a encontrar un mayor equilibrio en tu rutina. Por ejemplo, si correr es tu pasión pero no te gusta el entrenamiento con pesas, busca un programa de entrenamiento con pesas diseñado específicamente para corredores.

Te entusiasmará más mezclar tus entrenamientos si puedes ver el beneficio directo que tendrá en las partes de tu programa que disfrutas.

Los días de descanso son sagrados

No siempre más es mejor, tenlo en mente. El descanso -mental y físico- es tan importante como el trabajo y el entrenamiento.

Los días de descanso son esenciales para dar a tu cuerpo tiempo para recuperarse y adaptarse. Si te tomas días de descanso con regularidad, darás tiempo a tus músculos cansados y doloridos, a tu mente y a tu cuerpo sobrecargado de trabajo para que se recuperen y vuelvan descansados y listos para tu próxima sesión de entrenamiento.

Recomiendo tomar al menos un día de descanso a la semana. Como mínimo. Si tus sesiones de ejercicio son exigentes, seguramente deberías añadir más de un día de descanso.

Establece tus propias reglas

A veces simples problemas de horario o de comodidad pueden impedirnos a menudo completar nuestros entrenamientos diarios. Haz ejercicio cuando y donde quieras. Todo el mundo tiene una opinión sobre cuándo y dónde debe hacer ejercicio, pero la más importante es la suya. Que si a primera hora del día, a última antes de desayunar, después... Establece cuando te viene mejor a ti y solo a ti.

En definitiva, no importa si corres al aire libre o en una cinta de correr, si te ejercitas por la mañana o por la noche, si haces ejercicios de pesas en el gimnasio o en casa con mancuernas o pesos corporales. Lo que importa es que te entrenes.

Explora tu programa, descubre qué es lo que mejor te funciona y adáptalo a tus necesidades. Tendrás mucho más éxito si te entrenas en tus propios términos y condiciones que si te auto impones un programa que no concuerda ni con tu estilo de vida ni con tu personalidad.

Come para entrenar, no hagas deporte para comer...

Si me dieran un euro por cada vez que oigo a alguien decir: " Me he ganado un premio" (En formato de comida) seguramente fuera rico.

Se trata de cambiar el mindset, la comida no es algo que tengas que ganar, y tu motivación para hacer ejercicio no debe ser la comida. Nuestro cuerpo necesita un número mínimo de calorías para sobrevivir, y el ejercicio requiere de aún más energía.

Al añadir el ejercicio a nuestra rutina, es importante pensar en la comida como combustible, no como enemigo. Empieza por centrarte en una dieta sana e integral para maximizar la calidad de las calorías que obtienes para alimentar tus entrenamientos.

Además, asegúrate de comer los alimentos adecuados antes y después de los entrenamientos para obtener los mejores resultados. Las verduras y hortalizas son tus amigas

Cultiva la paciencia

Construir una relación sana con el fitness lleva tiempo. Roma no se construyó en un día y tampoco lo hará tu filosofía de fitness. Estás en constante evolución, cambiando y conociéndote mejor.

Presta atención a lo que te hace sentir bien y a lo que te hace volver una y otra vez, y haz más. Si puedes hacerlo, estarás un paso más cerca de una relación saludable con el fitness.

Paso a paso en acciones que te gustan te llevarán a tener una mejor salud y bien estar.

Descubre que entrenamiento te gustan más

Las actividades que realizas tienen que gustarte para que te quedes con ellas. Lo importante es mantener la adherencia y la constancia, nada más.

No puedes odiar correr y esperar que se convierta en una parte permanente de tu rutina de ejercicios. Pero debido a las tendencias de la moda y del fitness, e incluso a nuestro propio idealismo, es fácil quedar atrapado en un programa de fitness que creemos que debemos seguir.

Si has dejado de disfrutar de tu rutina de ejercicios, piensa en lo que te hace sentir bien y te da alegría. No existe un enfoque único para alcanzar tus objetivos de fitness. De hecho, hay muchas actividades que te ayudarán a moverte a lo largo del día.

A veces, encontrar lo que nos gusta es un reto sorprendente. Si te encuentras en esta situación, piensa en tu infancia y recuerda tus formas favoritas de moverte entonces. Tal vez te gustaba jugar al fútbol, ir a nadar o patinar por el barrio.

Aunque estas actividades no se parecen a los entrenamientos tradicionales y estructurados a los que estamos acostumbrados como adultos, son una forma estupenda de hacer que un entrenamiento cardiovascular sea divertido (y eficaz). Retoma el contacto con las actividades que te hacen sentir bien desde dentro.

11 maneras de eliminar el aburrimiento al salir a correr

¿Aburrido de tu rutina de correr? Me identifico totalmente. No me malinterpretes, me encanta correr y es una parte importante de mi rutina de ejercicios. Sin embargo, correr puede resultar un poco seco de vez en cuando. Es muy importante mezclar las cosas, no sólo para que tu rutina de correr sea divertida, sino también para mantenerte en el hábito

En este post te contamos 11 trucos para que correr sea divertido

Corriendo por carretera

Correr con amigos

Lleva a un amigo a correr para que la carrera sea instantáneamente más divertida. Disminuye el ritmo para poder hablar o desafíate corriendo un poco más rápido de lo que lo harías solo.

Si no tienes amigos a los que les guste correr o a los que puedas convencer para que salgan contigo por las calles o los senderos, busca clubes de corredores locales. Muchos clubes de corredores suelen reunirse en lugares públicos, y lo mejor es que están llenos de gente a la que le gusta correr y que puede ofrecerle ánimos y motivación en el camino, así como muchos consejos para ayudarle a ser un mejor corredor.

Darle un cambio a la rutina, probar cosas nuevas

Rompe con lo cotidiano. Prueba algo nuevo, como un nuevo sendero o camino, añade intervalos a su programa una vez a la semana o encuentra una colina que te ayude a cambiar tu rutina habitual. Busca desafíos. Probar algo nuevo no sólo revitalizará tu entusiasmo por correr, sino que te ayudará a convertirte en un corredor más fuerte y preparado.

Prueba estas carreras divertidas para un nuevo reto.

Repeticiones en la cuesta

Encuentra una colina moderada lo suficientemente larga para correr durante unos minutos. Corre cuesta arriba a un ritmo moderado y sostenible durante 2:00. Camina o corre cuesta abajo para recuperarte. Repetir de 8 a 12 veces.

Carreras de fartlek

En tu carrera más larga de la semana, por cada 5 minutos a su ritmo habitual de carrera larga, aumenta tu ritmo en 1:00 a un ritmo más rápido (este ritmo no debe ser imparable, sino ligeramente más rápido que su velocidad de carrera habitual).

Entrenamiento en pista

Dirígete a la pista de atletismo para realizar un divertido entrenamiento por intervalos. Haz una carrera normal durante 10 minutos. A continuación, completa 4x800m con una carrera de recuperación de 2 minutos en medio. Termina con una carrera de 10 minutos.

Corriendo por el monte

Escucha a tu cuerpo

¿Sabes qué es probablemente lo menos divertido de correr? Las lesiones. Puedo dar fe de que, como colectivo, los corredores son uno de los peores grupos de personas cuando se trata de ignorar su cuerpo y seguir adelante. Yo he estado ahí, todos mis amigos de la pista han estado ahí y he visto a innumerables corredores entre clubes de running, entrenamientos y sesiones de entrenamiento personal que están tan hambrientos de éxito que no les importa cuando su cuerpo les dice que bajen el ritmo o descansen. Escucha a tu cuerpo, a veces parar nos permite avanzar más rápido.

Escuchar a tu cuerpo no sólo es esencial para la longevidad de tu rutina de correr, sino que también es muy importante para asegurarte de que sigues divirtiéndote. No sé tú, pero cada vez que me he visto obligado a lidiar con una lesión en el pasado, no ha sido exactamente mi definición de diversión. Sé lo suficientemente inteligente como para escuchar los dolores de tu cuerpo y no seas tan duro contigo mismo cuando tu cuerpo tenga un mal día.

Te reto a que no sólo escuches lo que tu cuerpo necesita, sino que tomes medidas para satisfacer esas necesidades. Ya sea con descanso, con técnicas de recuperación como una comida abundante y rica en nutrientes, con estiramientos o incluso con un día de bajo impacto en la bicicleta o en la máquina elíptica.

Establece un plan de entrenamiento

Noticia de última hora: no hace falta ser rápido para ser corredor. Una de las mayores barreras que tuve que superar como corredor fue no tener que parecer, sentir o ser rápido cada vez que salía a correr. Solía querer establecer una marca personal cada vez que corría, y aprendí por las malas que correr más tiempo no era lo mismo que correr más rápido.

Un plan de entrenamiento que incorpore 1 ó 2 días duros a la semana, con 3 ó 4 días moderados y fáciles, ayudará a conseguir un buen equilibrio entre el trabajo y el descanso que tu cuerpo necesita para hacerse más fuerte y rápido. No tengas miedo de ir más despacio. Despacio, oliendo las flores, disfrutando de un ritmo fácil de vez en cuando. Una carrera lenta consiste en salir y mover el cuerpo, y es un placer poco frecuente en nuestro acelerado mundo

Utiliza ropa y material adecuado

Si estás empezando está bien que no te gastes un dineral en material de última generación, pero cuando llevas un tiempo corriendo, sustituir tus materiales de ejercicios, por unos que te proporcionen mayor confort y seguridad es una muy buena idea.

¿Qué tipo de pisada tienes? ¿pronador? ¿Supinador? Debes de saberlo y adquirir unas zapatillas acorde a tu pisada. ¿Te molesta el sudor? Busca camisetas transpirables de última generación, las cuales permiten eliminar la desagradable sensación de la piel húmeda.

Cuida tu material de entrenamiento pues te permitirá disfrutar más de tus salidas de running.

Disfruta del entorno

Tal vez la principal razón por la que me gusta correr es la perspectiva única que obtienes del lugar en el que te encuentras. Ya sea viendo mi ciudad natal desde una nueva perspectiva o una nueva ruta, o explorando las calles de mis vacaciones a pie, ¡nunca verás el mundo de la misma manera que cuando corres! Pero si no te tomas el tiempo de concentrarte en tu entorno, podrías perdértelo.

Sal de tu cabeza (y de tu dolor) y observa tu entorno. La belleza del aire libre te distrae de tu carrera y puede hacerte sentir más en una emocionante aventura que en un entrenamiento.

¿Has pensado en preparar una carrera popular?

No hay mejor manera de mantenerse en el camino que una carrera: ¡apúntate a un 5K o a una carrera cerca de ti! Si te has sentido intimidado por las carreras en el pasado, no debes tener miedo. Recuerda que la mayoría de las personas que se inscriben en una carrera lo hacen por diversión.

De hecho, te recomiendo que te inscribas en tu primera carrera sólo por eso, por divertirte, sin más objetivo que terminar. Sin presión, será más fácil divertirse durante la carrera: disfrutar de la música, la comida y los regalos gratuitos, y la oportunidad de estar rodeado de otros corredores.

Un poco de música o un bendito podcast

En cuanto a la música, escucha lo que te hace feliz. Correr con música alegre puede ayudar a mejorar tu estado de ánimo y tu rendimiento. Te recomiendo que crees tu lista de reproducción con antelación para no tener que cambiar de música durante la carrera.

Cuando se trata de podcasts, hay muchas opciones. Recomiendo escuchar algo que te mantenga ocupado y entretenido. El objetivo es hacer que tu carrera sea más divertida, no lo contrario. Siempres es buena idea combinar dos actividades que nos gustan.

Prueba el entrenamiento en cuestas

El entrenamiento en cuesta es un entrenamiento duro y de alta intensidad que le dejará exhausto y agotado, pero también con una sensación de logro y bienestar. Sentirás las endorfinas corriendo por todo tu torrente sanguíneo. Si te apetece un reto divertido, prueba a añadir el entrenamiento en cuesta a tu rutina de ejercicios una vez a la semana, o dos.

Correr en pendiente te ayudará a desarrollar tu capacidad aeróbica y los músculos de la parte inferior del cuerpo para convertirte en un corredor más fuerte. Si tiene previsto participar en una carrera, el entrenamiento en cuesta puede darle una ventaja. El entrenamiento en cuesta puede ser muy útil para desarrollar tu resistencia y familiarizarte con el terreno para que cuando te encuentres con una gran cuesta en medio de la carrera, estés preparado para el reto.

Corriendo en la playa

La tecnología es tu amiga

La tecnología no es para todo el mundo, pero para aquellos que la aprecian, la tecnología para correr puede ayudarte a llevar tus entrenamientos a un nivel completamente nuevo. Si te interesan las estadísticas y el seguimiento detallado de tu progreso, aquí tienes algunas cosas que debes buscar:

Progreso - La mayoría de los rastreadores de fitness tienen opciones para seguir tu progreso diario y semanal, así como las estadísticas de entrenamientos específicos. Puede ser extremadamente útil mirar hacia atrás y ver fácilmente cómo cambia tu kilometraje de una semana a otra, así como cómo te estás ajustando a tu programa de entrenamiento.

Ritmo - Como corredor, el ritmo por kilómetro es una medida importante; siempre puedes mirar atrás para ver cómo cambia o mejora tu ritmo de una semana a otra. Su ritmo no siempre cambia rápidamente. Para la mayoría de la gente, cuando empieza a correr, nota que su ritmo mejora rápidamente; pero cuanto más avanza en su recorrido, más tiene que trabajar para ver esas pequeñas mejoras. Hacer un seguimiento de los cambios de ritmo y celebrarlos cuando se producen puede ser una gran motivación.

Ritmo cardíaco - El seguimiento de su ritmo cardíaco es una gran manera de medir el éxito del entrenamiento. No sólo es importante asegurarse de que trabajas todo lo que quieres durante una sesión, sino también de que descansas lo suficiente entre los intervalos o las cuestas para aprovechar al máximo el tiempo. La frecuencia cardíaca también se puede utilizar como una gran medida durante las carreras de recuperación para asegurarse de que no estás corriendo demasiado rápido o exagerando.

No rompas el hábito

Por último, ¡desafíate a una serie de carreras! ¿Cuántos días seguidos puedes correr sin romper tu racha? Esta es una gran manera de mantenerse motivado y no perder la rutina.

Cuando te has planeando, hacer 30 sesiones de ejercicio y vas por la 12 sin fallas, es mucho más posible que continúes por el simple hecho de no romper la racha.

La única advertencia que haría para cualquier serie de carreras es que es importante tomar días de recuperación. Un día de recuperación no significa que tengas que tomarte un día entero de descanso y romper tus series de entrenamiento; sólo significa que tienes que hacer un hueco en tu agenda para carreras ligeras, de intensidad baja o moderada, para permitir que tu cuerpo se recupere de las sesiones más duras.